martes, julio 31, 2007

VIAJA CON HENRY A BRUJAS (BELGICA)

Brujas - Bélgica, 31/07/07 – 01/08/07

Brujas es una pequeña ciudad de Bélgica. Brujas (Brugge en flamenco, Bruges en francés) proviene del nombre noruego "Bryggia" (puentes, muelles, lugar de desembarque). Este nombre le viene al pelo a esta pequeña Venecia del norte debido a la gran cantidad de canales que atraviesan la ciudad, y a la belleza de los mismos. Está situada en el extremo noroeste de Bélgica a 90 kilómetros de la capital. Bruselas, cuenta con una población de 117.000 habitantes.

El mayor atractivo de Brujas es su centro histórico, declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000. Dicho centro urbano es uno de los más grandes atractivos turísticos centroeuropeos, ya que mantiene intactas las estructuras arquitectónicas medievales.

Brujas fue Capital Europea de la Cultura en 2002, junto a la ciudad de Salamanca.

Todo el centro histórico de Brujas es peatonal, por lo que fue un placer recorrer sus calles, disfrutando de las vistas de sus imponentes monumentos góticos. Es habitual recorrer la ciudad en bicicleta, en coche de caballos, o en rutas a través de sus canales. Me llamó la atención ver a personas ancianas andando en bicicletas por todos lados.

En el centro histórico tengo que destacar especialmente a la Iglesia de Nuestra Señora, la Catedral de San Salvador, la plaza del Burg donde encontramos el Ayuntamiento y la Basílica de la Santa Sangre, y la plaza Mayor (Marktplatz) donde visité su campanario gótico de 83 metros de altura subiendo más de 300 escalones. Desde allí la vista de la ciudad es magnífica y pude tomar unas espléndidas fotos.

A todos los que consulté me dijeron que no valía la pena visitar Bruselas, la capital de Bélgica y que fuera directamente a Brujas que me iba a encantar, y así fue, todos tenían razón.

Aquí la mayoría habla los tres idiomas oficiales que son: neerlandés, francés y alemán. El neerlandés se habla un poco más que el francés. Pero me sorprendió que a cualquier persona de edad que le preguntaba en inglés por un lugar, me entendían sin problemas y me explicaban en perfecto inglés también.

Me habían recomendado quedarme en el camping St.Michel enseguida de la entrada a la ciudad, pero nunca lo encontré por más que pregunté y como llegué muy de noche me tuve que quedar a dormir en la camioneta en una P cerca de Brujas.

En esta ciudad es dificil circular en auto por el centro histórico y el estacionamiento se hace difícil también por sus calles muy estrechas, entonces dejé la camioneta en un parking privado y techado para evitar la posibilidad de robo. Me dijeron que aquí es un lugar ideal para ir en bicicleta y existen diversas empresas que ofrecen alquileres de bicis con un precio que ronda los 15 Euros al día, lo cual es inaccesible para mi viático diario entonces la conocí caminando directamente por su centro histórico. Y también otra forma de conocerla es por medio de los barcos desde los cinco embarcaderos que existen en el centro de la ciudad. Me tomé un barquito que realizó una excursión de media hora de duración y su precio fue de 5.50 Euros. Este paseo fue muy lindo y entretenido porque permanentemente aparecen casas, Iglesias, castillos, canales y puentes que te van sorprendiendo. El recorrido me sirvió para ver el centro de la ciudad con otra perspectiva, desde el nivel del agua. Es especialmente bello el tramo del canal que corre desde la plaza de Burg hasta la iglesia de Nuestra Señora. En los canales hay cada tanto cisnes y patos. Dicen que estos animales tienen aquí una vieja leyenda que se las paso a contar: En el siglo XV hubo una revuelta local contra Maximilano de Austria, a causa de una subida de impuestos. Entonces, los revolucionarios decapitaron a un alto dignatario cuyo escudo de armas llevaba un cisne. Dominada la revuelta, Maximiliano ordenó a los hombres de la urbe que a partir de aquel momento alimentaran a los cisnes de los canales, como forma de penar el crimen.

La ciudad no es muy grande y puede ser recorrida a pie. Está rodeada de canales y parques. Desde el Muelle del Rosario y el Puente de Juan Nepomuceno se observan las mejores vistas. La Gran Place es el centro de la ciudad, allí se puede ver el Beffroi, la torre más alta de Bélgica, cuyo campanario alberga 47 campanas. En el centro está el monumento a dos héroes de la ciudad. Los Halles, que se encuentran en la plaza eran mercados en épocas medievales. También allí se encuentra el Palacio Provincial.

Brujas creció alrededor de sus plazas. En el centro histórico, las dos más importantes están muy cerca una de la otra: la Burg y la Markt. El verdadero centro de la ciudad está en el espacio conformado por la Markt (Plaza Mayor) y la plaza Burg contigua.

En la Markt (Plaza del Mercado) se halla la Torre del Campanario o Belfry, de 82 metros de altura, que además posee un carillón de 47 campanas. Subí por sus 366 escalones hasta la cima de su estructura octogonal, y accedí a un espléndido mirador de la ciudad de donde saqué las mejores fotos de Brujas.

En la plaza Burg, junto a Les Halles -antiguos mercados que datan del siglo XIII- hay un campanario de 108 metros coronado por un potente carrillón. En el centro de la plaza está el monumento a Jan Breydel y Pieter de Coninch, héroes del siglo XIV. También hay monumentos góticos como la Catedral de San Salvador (siglos XIII y XIV), el hospital de San Juan (siglo XII), el Hôtel de Ville, el ayuntamiento más antiguo, del siglo XIV, y la Iglesia de la Santa Sangre. La Catedral de San Salvador es la iglesia más antigua de Brujas, corresponde a los siglos XI a XV, y ha sido recientemente restaurada. Se destaca su robusta torre, de 100 metros de altura, con torrecillas angulares que no son suficientes para hacer airosa la mole. El templo tiene una interesante sillería, tumbas medievales y un museo con abundante colección pictórica. También cuenta con cuadros flamencos de autores como Dirk Bouts y Hugo van der Goes.

El Ayuntamiento es de final del siglo XIV, en estilo gótico florido. Su airosa verticalidad se realza mediante tres torrecillas. Es notable su sala gótica, con una magnífica bóveda.

La basílica de la Sagrada Sangre está integrada por dos capillas superpuestas. La inferior es de 1150, románica, en tanto que la superior es neogótica.

La Iglesia de la Santa Sangre guarda la "Sangre de Cristo", que según la tradición, fue traída por Dietrich de Alsacia, conde de Flandes, a su regreso de Tierra Santa durante la Segunda Cruzada. Todos los años, para recordar este hecho, se realiza la imponente Procesión de la Sagrada Sangre, uno de los eventos turísticos más importantes de Brujas, con cofradías religiosas y grupos con trajes y personalizaciones que evocan episodios históricos y bíblicos. Tiene un pequeño museo con el notable relicario y algunos otros elementos de culto. A mi personalmente no me interesa esto de la "Sangre de Cristo" porque no soy católico pero seguramente sea muy importante haber estado aquí para el que sea creyente por eso se los menciono. En la plaza se destacan también la escribanía, renacentista, del XVI, con un museo provincial, y el antiguo palacio Brugse Vrije, del siglo XVI también, actualmente centro administrativo municipal.

El edificio más alto de la ciudad se encuentra a unas cuadras más al sur y es la Iglesia Gótica de Nuestra Señora, cuya aguja principal tiene 122 metros y alberga un tesoro del arte universal: la escultura de mármol blanco de "La Madonna con el Niño" de Miguel Ángel.

Brujas fue en la Edad Media la cuna de las finanzas. Así es que pasé por la puerta de la casa de la familia Ter Beurze, que data del 1400 y que dio origen a la palabra "bolsa" para designar a los mercados de valores.

La plaza central se conserva como en tiempos medievales con un vistoso conjunto de edificios de techos a dos aguas, como los antiguos tribunales, el Ayuntamiento, y la basílica de la Sagrada Sangre, que guarda la reliquia de la sangre de Cristo traída por Dietrich (o Tierry) de Alsacia, conde de Flandes, desde Jerusalén durante las Cruzadas.

Este video resume cómo es Brujas:

Al terminar de hacer brujas en un día solamente les puedo decir “Brujas te tengo” porque me quedé conforme con lo que vi de Brujas. No obstante pienso que no vi todos los atractivos de esta bella ciudad. Me quedarían para una segunda visita: La bella plaza de los Curtidores (huidenvettersplein), el Beaterio (Béguinage o Begijnhof), las edificaciones como las puertas de los viejos recintos de murallas, el palacio gótico de Gruutuse, la casa del Pelícano y los viejos molinos, y las Iglesias como San Walburge, Santa Ana, de Jerusalén, etc.

En síntesis me quedó la idea de que Brujas es una ciudad placentera, en la que se une el arte con un estilo de vida tranquilo y sin demasiada prisa para hacer las cosas. Y también creo que viven gracias al turismo que viene a ver los interesantes monumentos del periodo gótico, y la serie de museos.

Mirá todas las fotos de Brujas - Bélgica:

http://picasaweb.google.es/cr.coubrough/BRUJAS

Abrazo grande desde Bélgica,

Henry.

2 comentarios:

Carol dijo...

Que hermoso que es viajar... me han comentado ya de Belgica... me dijeron que es increible!!! Ojala pronto pueda viajar a conocer el mundo.... por el momento me tengo que conformar con hacer turismo en mi país.. así que justamnte estbaa en la busqueda de recomendaciones de hoteles en bariloche... así que si alguien sabe como para recomendarme buenisimo =)

Lugares Visitar dijo...

Yo voy a ir a Bélgica el año que viene. Qué me recomendáis visitar?